Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

El Parque Nacional Yacambú se encuentra en el Estado Lara, ubicado en la vertiente sur de la Sierra de Portuguesa, que forma parte de las estribaciones montañosas de la Cordillera de los Andes. Fue creado en 1962 con el propósito de proteger parte de la cuenca del río Yacambú, cuyas aguas alimentarán el embalse José María Ochoa Pilé, un ambicioso proyecto aún en construcción. El embalse es de importancia vital para el abastecimiento de agua en la ciudad de Barquisimeto y para el desarrollo económico en los valles secos de Quibor, en donde se encuentra un área protegida de uso sostenible con fines agrícolas (categoría VI, UICN). Por su ubicación geográfica es un punto clave para la preservación de especies de distribución andina, costera y de los llanos del país. A fin de incrementar la protección de la cuenca del río Yacambú, en 1999 se decretó un aumento del 85% del área original del parque de 14.580 ha. El Parque Nacional Yacambú protege hoy en día 26.916 ha, que incluyen 4.000 ha adicionales de la cuenca hidrográfica del río Yacambú. A pesar de lo favorable del incremento de área, el parque requiere ahora de un incremento similar en vigilancia e infraestructura adecuadas. Al momento de hacer esta segunda evaluación, el nuevo plan de manejo de Yacambú (considerando el área nueva) aún no estaba implementado, y el área nueva no cuenta con ninguna acción de manejo, las cuales se encuentran limitadas al área original de 14.580 ha.

 

Biodiversidad

 

Yacambú se destaca por sus altos niveles de diversidad en plantas y aves. Unas 600 especies de plantas han sido reportadas para el parque, el cual cuenta además con 254 especies de aves. Comprende una gran variedad de orquídeas que lo han hecho famoso entre los especialistas e igualmente alberga poblaciones de especies amenazadas como el oso frontino o el paují copete de piedra.

 

Amenazas

 

Yacambú se considera un parque amenazado, lo cual indica que requiere soluciones urgentes en la actualidad, a fin de que el parque pueda garantizar la protección y el mantenimiento de la diversidad biológica en el futuro próximo así como la producción de agua para el embalse. Las invasiones humanas representan la mayor amenaza en el presente, las cuales a su vez generan otras amenazas como la cacería furtiva, los incendios forestales y la extracción de madera. La insuficiencia de infraestructura y personal y la escasa señalización agravan la situación.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados