Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Incendios

 

Los incendios son más comunes durante la estación seca, y su incidencia puede ser reducida con un planeamiento apropiado. Las siguientes medidas preventivas pueden ser implementadas para reducir el efecto dañino de los incendios:

 

  • Construir barreras naturales contra incendios
  • Construir torres de alarma para prevenir incendios
  • Aumentar la vigilancia a lo largo de las carreteras durante los fines de semana para prevenir los incendios producidos por humanos
  • Implementar campañas educativas para crear una conciencia en los visitantes acerca del problema de los incendios y cómo evitarlos.

     

    La capacidad de INPARQUES para prevenir y combatir incendios necesita ser mejorada.. Una posibilidad es seguir el ejemplo del Campamento Pajaritos para combatir incendios en el Parque Nacional El Ávila. Este campamento tiene un pequeño núcleo de profesionales, una gran red de voluntarios entrenados para la búsqueda ad-hoc y operaciones de rescate, y una capacidad de respuesta rápida basada en la comunicación efectiva, transporte y equipo para combatir incendios. Durante la época de lluvias el personal trabaja en la preparación e implementación de planes para la prevención de incendios y programas educativos.

     

    Colonización Humana, Turismo no regulado, falta de personal y cacería ilegal

     

    Los problemas causados por la colonización humana, el turismo no regulado y la cacería ilegal podrían ser solucionados con el incremento del personal del parque y la implementación de un programa de supervisión más efectivo. La Guardia Nacional debería ayudar en la evaluación de estas actividades. El incremento de vigilancia también depende de INPARQUES, quien debería proveer a los guardaparques con medios de comunicación y transporte tales como teléfonos, radios, motocicletas y vehículos de doble tracción. También se necesitan dos o tres puestos de guardaparques con mejores condiciones de vida.

     

    El problema de la colonización humana es difícil de resolver, debido a la corrupción que existe en las cortes judiciales y organismos encargados de hacer cumplir las leyes. Las autoridades pueden ser influenciadas por sobornos y se han mostrado renuentes a la hora del cumplimiento de la ley. Afortunadamente esta situación está cambiando. Este año INPARQUES ganó un juicio contra un ciudadano que ocupó ilegalmente un territorio perteneciente al sistema de parques y construyó numerosos hoteles dentro de este con fines de lucro. Esto causó daños ecológicos al parque tales como erosión, degradación de la calidad del suelo y cambio en el contenido de sedimentos en los canales. Este ciudadano fue multado con US $17.800 y sentenciado a dos años y cinco meses en prisión (ver noticias del septiembre 2001).

     

    Aunque las fronteras están bien definidas en el mapa, es necesario establecer limites más claros en el parque haciendo uso de cercas y señales. Consciente de este problema, INPARQUES actualmente está incrementando el número de señales a lo largo de la carretera que va desde El Junquito a la Colonia Tovar.

     

    El problema del turismo no regulado causado por los visitantes dentro y fuera del parque podría prevenirse por medio de una campaña de conciencia ambiental agresiva en las que se definan claramente los reglamentos y los límites del parque. Además, en cada lugar de recreación y lugares estratégicos a lo largo de la carretera debería haber contenedores de basura. Un guardaparques debería dedicarse a la supervisión de las áreas de recreación durante los fines de semana. También, con el propósito de prevenir el mal uso de las áreas de recreación se deberían colocar más letreros, contenedores de basura y reforzar el cumplimiento de la ley.

       

    Falta de autoridad en el manejo del parque

     

    El problema de la falta de autoridad de INPARQUES sobre el parque en su totalidad es un problema que necesita ser resuelto dentro de las jerarquías más altas del ámbito gubernamental. El presidente de INPARQUES debería discutir los problemas de manejo del parque con la Guardia Nacional, HIDROCAPITAL, y las compañías de telecomunicación, ya que estas instituciones son parte del problema. Esta idea ha sido reportada directamente por ParksWatch a la presidenta de INPARQUES, para así destacar este asunto en su agenda de actividades. Muchas de las amenazas mencionadas anteriormente también se deben a que no existe un plan de manejo.

     

    Base de la Guardia Nacional

     

    La Base de la Guardia Nacional debería ser trasladada a las afueras del parque. La presencia militar en el parque nacional no está permitida de acuerdo a las leyes. Es importante recordar que los parques nacionales están legalmente definidos como Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) y por lo tanto reguladas por leyes especiales. El Reglamento Parcial de la Ley Orgánica de la Ordenación de Territorio sobre Administración y Manejo de Parques Nacionales define como prohibidos los siguientes usos y actividades dentro de cualquier parque nacional de Venezuela:

     

  • Manipulación y experimentación de los recursos naturales dentro del área del parque.
  • Desecho de contaminantes de cualquier tipo dentro del parque.
  • Deforestación y degradación, erosión y movimiento de suelos.

     

    Esta ley es ignorada en la base militar. En el caso de que el traslado de la base militar no sea posible, entonces una solución alternativa seria declarar a la base como Zona de Uso Especial, como es el caso de la base Militar Turiamo en el Parque Nacional Henri Pittier. Dentro de la zona de uso especial, sería imperativo la creación de áreas de conservación libres de actividades militares. Si la rezonificación es imposible de realizar, entonces al menos se debería aumentar la colaboración entre INPARQUES y la Guardia Nacional para así poder mitigar las amenazas que esta base representa para el parque.


    Represa hidroeléctrica de Agua Fría

     

    La presencia de la represa hidroeléctrica dentro del parque nacional es a primera vista contradictoria, pero esta represa y la importancia que tienen sus aguas para Caracas y las ciudades aledañas es la razón por la cual el Parque Nacional Macarao existe. El problema no es la represa en si, sino las practicas de manejo en el área donde esta se encuentra. INPARQUES debería tener el control total de las áreas dentro del parque y eventualmente el acceso debería ser sólo para el personal de INPARQUES, Hidrocapital y a un limitado número de turistas. En el caso de los turistas, Hidrocapital no desea ningún tipo de turismo que potencialmente perturbe su trabajo. INPARQUES e Hidrocapital necesitan llegar a un acuerdo para el manejo de esta área, pero los planes de INPARQUES para destinar el área para actividades eco-turísticas deberían prevalecer.

     

    La carretera que va a la represa es popular entre los ciclistas de montaña. Los ciclistas, excursionistas, caminantes, montañistas y los entusiastas de las actividades de campo son los mejores aliados para el sistema de parques de Venezuela, debido a que tienen una mayor conciencia ambiental. Los ciclistas son los usuarios principales del Parque Nacional Macarao. Su presencia se limita a las carreteras, además el uso que estos hacen del parque debería ser considerado como un beneficio en lugar de una amenaza. Es más, gracias a su apoyo y colaboración, el guardaparques en la estación La Culebra y el guardaparques en la estación Quebrada Honda tienen medicinas, equipo de primeros auxilios y teléfonos celulares.

     

    Antenas de telecomunicación

     

    El Parque Nacional Macarao tiene uno de los picos mas altos de la región, por esta razón es un lugar estratégico para la ubicación de antenas de telecomunicación. INPARQUES debería tomar ventaja de esta situación y tratar de negociar con las compañías de telecomunicación la obtención de servicios de comunicación para los guardaparques. Deberían buscarse otros acuerdos con estas compañías para poder recibir ayuda con la supervisión y la seguridad del parque. INPARQUES también deberían de pedir a estas compañías un número obligatorio de personas dedicadas a la seguridad del parque y a las antenas, sin costo alguno para INPARQUES.

     

    Plantas exóticas

     

    Aunque las especies exóticas de plantas han estado presentes en el Parque Nacional Macarao desde 1960, nunca es demasiado tarde para considerar la reforestación del bosque con especies nativas. Sin embargo antes de hacerlo, se debería analizar la viabilidad ecológica de la erradicación de las plantas exóticas. INPARQUES debería ofrecer su apoyo para esta investigación mediante el establecimiento de alianzas con universidades y programas de investigación. Fondos para este programa pueden ser adquiridos por medio del Programa del Banco Mundial, el cual trabaja para ayudar al fortalecimiento de la capacidad de manejo de parques y reservas que tiene el gobierno de Venezuela. En la actualidad también existe un proyecto a gran escala dirigido por el Ministerio del Ambiente, el cual incluye entre sus prioridades el estudio de las consecuencias ecológicas de las invasiones producidas por plantas exóticas.

  •  

    Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados