Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Poblaciones humanas, Contaminación, Turismo descontrolado

 

En la actualidad, INPARQUES cuenta con un Plan de Desarrollo Integral (escala 1:25.000) para el poblado de El Portillo, el cual incluye: la remodelación urbanística del mismo, la construcción de un paseo en la playa, un área de servicios con seis restaurantes, un centro de visitantes, rancherías para pescadores, un centro de servicios médicos, baños, construcción de una planta de tratamiento para las aguas servidas y un sistema de cloacas y acueductos. Parte de la solución planteada implica la inclusión de la población a las actividades de desarrollo turístico y de conservación del parque. Al proyecto se le asignaron en 1999, tres millardos de Bolívares provenientes del Banco Mundial; sin embargo, aún no se han ejecutado ninguna de las obras debido a que al parecer los fondos fueron desviados para asistencia durante la tragedia que afectó a la cordillera de la Costa y al Estado Vargas en diciembre de ese año.

 

Si bien este plan aportaría una solución a los problemas actuales ocasionados por el pueblo y el flujo de turistas, hay que estar seguros de que el mismo incluye restricciones al crecimiento poblacional y otros potenciales problemas derivados del incremento del flujo de turistas y la mejora de las condiciones de vida.

Propiedad de las tierras

 

Como parte del proyecto de consolidación del parque financiado por el Banco Mundial, se inició en 1998 un registro de todos los propietarios de las tierras sobre las que se encuentra el parque, así como de sus actividades. Aún no ha sido posible adquirir los terrenos por falta de dinero. En vista de la actual crisis económica que atraviesa el país, es poco probable que esto ocurra en el mediano plazo. Afortunadamente, la situación de INPARQUES en el Estado Nueva Esparta es privilegiada ya que su opinión es políticamente importante dentro de la Comisión para el Ordenamiento Territorial. Esto facilita la protección de las tierras del parque al no presentarse conflictos de interés con los planes de desarrollo y urbanismo de la Gobernación. Es necesario seguir manteniendo esta relación de importancia para evitar posibles invasiones en el futuro cercano, mientras se logra buscar una solución definitiva al problema.

Falta de presupuesto

 

Como todos los parques, La Restinga sufre la falta de presupuesto. Esta incide en la falta de equipo y de personal suficiente y motivado al trabajo, en la disminución de la vigilancia y en el incremento de problemas como la cacería. El problema del presupuesto tiene mucho tiempo y ha sido consecuencia tanto de la falta de interés de los distintos gobiernos en el área ambiental, como de la debilidad política de INPARQUES ante el gobierno central. En 2002 como en años anteriores, INPARQUES aceptó presupuestos cada vez más deficientes por parte del Ejecutivo. Por esta razón quizás la única solución sea llamar la atención mediante acciones que demuestren que es inminente una paralización de las actividades. Mientras los superintendentes y los guardaparques sigan pagando el mantenimiento de los parques con dinero de sus bolsillos, los gobiernos seguirán entendiendo que es posible funcionar con cada vez menos recursos. La verdadera forma de ayudar a que INPARQUES reciba un presupuesto digno de su importancia como institución es demostrando que es imposible mantener los parques con el presupuesto actual. Es importante desligar estas acciones de la actual crisis política que atraviesa el país.

 

Cacería y pesca ilegal

 

El mejor intento y el más exitoso para solventar los problemas de cacería y comercio de fauna silvestre lo representa el proyecto de conservación de la Cotorra Margariteña, ejecutado por PROVITA durante los años 90. Esta iniciativa logró convertir a antiguos cazadores y traficantes de fauna en aliados conservacionistas mediante la realización de campañas educativas dirigidas a niños y adultos; la inclusión de actividades folklóricas y recreativas a sus programas de educación; y la creación de microempresas basadas en el uso comercial de la imagen del ave. Es necesario replicar esta experiencia con otras especies en peligro. Sin embargo, a fin de garantizar el éxito de estas iniciativas se deben tomar en cuenta los cambios sociales y económicos que han experimentado los pueblos que rodean al parque en los últimos años.

 

En el caso de la extracción ilegal de ostras, es necesario reforzar la vigilancia y tomar medidas legales contra los que violan la ley; sin embargo se requiere tomar medidas respecto a la extracción legal, como fomentar proyectos de investigación que determinen la capacidad de extracción del recurso y que estimulen el uso de alternativas como el cultivo.

 

Introducción de especies exóticas

 

Si bien existe un gran número de investigaciones respecto a la fauna autóctona de la laguna y sus alrededores, es necesario incentivar la investigación en el control y erradicación de especies foráneas. Existe una agenda de Parques Nacionales en el Ministerio de Ciencia y Tecnología que dispone de fondos para grupos de investigación con proyectos en esta área, sin embargo, es necesario que los superintendentes de los parques también pongan de manifiesto sus necesidades al respecto. De manera similar, la Oficina de Diversidad Biológica cuenta con una agenda de Especies Exóticas, sobre la cual se puede trabajar de manera conjunta.

 

 

Amenazas Futuras 

 

Reducción de la barra costera, desecación de la laguna

 

Las soluciones para reducir el retroceso observado por la barra litoral no son triviales ni tampoco posibles en el corto tiempo. Gran parte de este problema tiene componentes originados en cambios a escala global; mientras que otros, como la construcción de rompeolas o estructuras que han detenido el aporte erosivo de las mareas, requieren de estudios detallados para su reversibilidad. Es necesario tomar en cuenta la experiencia que puedan tener otros países en donde este tipo de problemas han sido resueltos exitosamente.

 

Respecto a la desecación, basta con podar regularmente el mangle que crece y obstaculiza los canales aumentando además la deposición de sedimentos Durante una época el mantenimiento en los canales turísticos era realzado con la colaboración de la asociación de lancheros, para lo cual se requiere poco dinero. Inparques podría retomar esta iniciativa para darle mantenimiento a los canales a bajo costo. El mantenimiento de las zonas no turística podría financiarse con ayuda de la gobernación o de la alcaldía.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados