Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Para la presente fecha hay 16 personas viviendo dentro de Guaramacal, las cuales habitan en 4 viviendas, dos de ellas ubicadas en la vertiente norte y otras dos al Sur. Todas estas viviendas se encuentran cerca de los límites del Parque.

 

El área que hoy abarca el Parque Nacional Guaramacal presenta una intervención antrópica prácticamente insignificante que no ha producido cambios en la vegetación ni en el relieve desde que existe registro histórico. En los alrededores del Parque se encuentran las poblaciones de Boconó (12.744 habitantes), Los Pantanos (373), Mosquey (1.628), Batatal (1.279) y El Maciegal (193) en la vertiente norte y Guaramacal (165) Cunaviche (150) y San Rafael de Palo Alzao (185) al sur del Parque. Muchas de estas poblaciones datan del siglo XIX, siendo Boconó (fundada en 1592) la más antigua de las ciudades en las cercanías del Parque. La mayoría de estas pequeñas poblaciones se dedican al cultivo del café como modo de vida, el cual transportan hasta Boconó para venderlo. La agricultura a muy baja escala con fines de autoabastecimiento es común en estas localidades. Al Norte del Parque, existen ciertas zonas donde se practica la ganadería también a baja escala. Algunos potreros con 5 a 10 vacas son visibles desde el Parque.

 

Quizás, la intervención humana más importante que ha sufrido esta área fue la construcción de una estación de telecomunicaciones en la zona más alta del Parque, el páramo, lo que requirió de una carretera que la conectara con Boconó y que continúa hasta el poblado de Guaramacal, al otro lado de la montaña. La construcción de la estación de telecomunicaciones necesitó además de un tendido eléctrico para el suministro de energía, el cual corre paralelo a la carretera. La intervención se realizó hace unos 30 años y las áreas entonces afectadas, muestran hoy en día altos niveles de regeneración natural. Esta carretera no es muy frecuentada dado que no conduce a otros poblados mayores. Sus principales usuarios son el personal técnico de las antenas, los campesinos de los pueblos cercanos y los visitantes del Parque Nacional. El poco tránsito en la carretera se debe además al mal estado en que se encuentra y a la poca seguridad que ésta ofrece. La vía sólo es transitable con vehículos de doble tracción y aún así resulta peligrosa. Por ello la carretera no representa una amenaza para el Parque.

 

Unos 18.000 turistas venezolanos y extranjeros visitaron Guaramacal en el año 2000, aproximadamente 250 cada fin de semana, cifra que se elevó a 500 durante la temporada alta. Los turistas venezolanos son principalmente grupos familiares que visitan los fines de semana la zona de la Laguna de los Cedros y vienen en su mayoría de los Estados Trujillo y Zulia, o de Caracas. Por su parte, la mayoría de los turistas extranjeros son observadores de aves que contratan servicios de guías o compañías especializadas con sede en Caracas o en su país de origen, por lo cual el turismo generado por el parque no resulta muy importante dentro de la economía local. Guaramacal dispone de 5 kioscos para visitantes alrededor de la Laguna de los Cedros, una zona de acampada y un centro de información en la entrada del Parque. Aunque no existe tarifa de entrada al parque, es necesario pagar 3.000 Bs (3 USD) por el uso de los kioscos y 2.500 Bs (2.5 USD) por cada carpa.

 

 

El Parque Guaramacal es de fácil acceso desde Boconó, un pueblo colonial situado a 100 Km por carretera de la Ciudad de Trujillo. Boconó es famoso por sus cultivos de Café y por sus fiestas religiosas en Semana Santa. También se ha convertido en un centro de referencia para los artesanos y cuenta con importantes muestras de cestería y cerámica, así como con un museo y una catedral neogótica de la época colonial. Para llegar al Parque Nacional Guaramacal desde Boconó, es necesario un vehículo rústico de doble tracción.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados