Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Cacería ilegal, invasiones humanas, tala y extracción de madera

 

Se requieren dos medidas para mejorar la vigilancia y el monitoreo. En primer lugar es necesario ascender parte del personal obrero de mantenimiento a la categoría de guardaparques, necesidad manifestada por la misma Superintendencia de Guatopo. De esta manera sería posible reponer e incrementar el número de funcionarios dedicados a las labores de vigilancia y monitoreo.

 

En segundo lugar, se requiere incrementar la cooperación de la Guardia Nacional (GN), repitiendo una experiencia que funcionó durante el primer proceso de reubicación, como lo eran las comisiones mixtas conformadas por la GN e INPARQUES. Estas comisiones realizaban periódicamente recorridos conjuntos para evitar la expansión de cultivos, talas y construcción e viviendas, además de ejecutar los procedimientos administrativos respectivos a los infractores de la ley.

 

Para el caso de la extracción ilegal de madera se requiere de un trabajo de investigación conjunto que permita determinar quienes son las personas involucradas, lo cual comprende hacer un seguimiento en horas nocturnas en aquellos lugares donde se ha detectado la extracción ilegal, como lo son la cuenca del Cuira y la zona de La Elvira.

 

Es necesario realizar un monitoreo de las especies de fauna que son afectadas por la cacería, para medir el impacto que ha tenido esta actividad sobre los niveles de sus poblaciones. Se pueden fomentar y establecer alianzas con universidades u otras instituciones para que realicen estas investigaciones, quienes pueden contar con buenas instalaciones de alojamiento dentro del parque.

 

Usos Agrícolas

 

Debido a la importancia que tiene la cuenca del Río Cuira para la construcción de un nuevo embalse, en esta zona debe completarse el proceso de desocupación y reubicación de habitantes que se había iniciado en 1985, pero que no ha tenido continuidad. Para ejecutar este plan se requeriría repetir las mismas estrategias utilizadas en el pasado, entre ellas, conformar una comisión interinstitucional que se reúna periódicamente con los campesinos, para de esta manera considerar sus planteamientos y lograr conciliar cualquier conflicto o desacuerdo. En dicha comisión es importante la participación del Instituto Nacional de Tierras (INTI), organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), que tiene la autoridad para reubicar a los habitantes en zonas donde la actividad agrícola sea permitida, además del Ministerio de Finanzas, para gestionar los recursos financieros para el pago de los avalúos.

 

Mientras se realice el proceso de avalúos y con la finalidad de disminuir el impacto socio-económico de la reubicación sobre la población, se les puede permitir a los habitantes la continuación temporal de las actividades agrícolas, siempre y cuando paralelamente se implementen programas de educación ambiental por parte del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables o de otras instituciones. Estos programas deberían estar orientados al empleo de técnicas de agricultura conservacionistas que disminuyan los daños causados por la erosión y mejoren el rendimiento actual de los cultivos, para así evitar la expansión de las áreas agrícolas dentro del parque.

 

Carencia y mala distribución del personal

 

Paralelamente al pago de deudas salariales, para el caso particular de Guatopo se requiere además una estrategia para redistribuir el personal actual. Esta incluiría realizar el pago de jubilaciones al personal que le corresponde y hacer la previsión presupuestaria necesaria para ascender parte del personal obrero de mantenimiento a personal de Guardaparques. Esta redistribución también incluiría la asignación de personal para aquellas áreas que más lo requieren, como el caso del área recreativa de Quebrada Guatopo.

 

Al contar con un mayor número de guardaparques se podría hacer un poco más flexible el régimen de guardias incrementando los turnos de rotación, de manera que el personal disponga de más tiempo, tanto para realizar cursos de capacitación como para su propia vida social. En el caso de la capacitación, INPARQUES podría establecer alianzas estratégicas con otras ONG's u otras instancias gubernamentales que estén dispuestas a participar en este tipo de programas.

 

Carencia de presupuesto y de equipos

 

Guatopo, al igual que otros parques nacionales, requiere incrementar su autonomía para la toma de decisiones relacionadas con la administración diaria, lo cual incluye la adquisición de combustible para vehículos y de materiales para el mantenimiento de las instalaciones administrativas y recreativas. En este sentido, se sugiere que la administración central de INPARQUES retome la estrategia de mantener una asignación presupuestaria mensual directa para la superintendencia, lo cual le permitiría cubrir los renglones antes mencionados sin tener que depender de los niveles centrales de administración en Caracas. La asignación presupuestaria mensual se realizó hasta el año 2001, pero se desconocen las razones de su eliminación.

 

La dotación de equipos de radiocomunicaciones es una prioridad, considerando lo extenso del parque y el aislamiento en el cual se encuentran muchos de los puestos de guardaparques. Esto permitiría la conformación y actuación rápida de comisiones de trabajo para enfrentar contingencias diversas, desde infracciones de las normativas de los parques hasta emergencias. A su vez también se requiere la dotación de vehículos de doble tracción y/o motocicletas para realizar recorridos e inspecciones en las distintas áreas del parque. Para el caso de la cuenca de Cuira, donde las pendientes son fuertes y los caminos de tierra suelen estar en mal estado por causa de las lluvias, se podría considerar la posibilidad de disponer de animales de tracción como burros o caballos.

 

El pago de las diversas deudas salariales no es un problema exclusivo de Guatopo, ya que la misma situación se repite en diversos parques nacionales. Su solución implica un ajuste en el diseño del presupuesto de INPARQUES así como el establecimiento de un cronograma de pagos, lo cual requiere de un trabajo interinstitucional conjunto con el Ministerio de Finanzas y la Oficina Central de Presupuesto.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados