Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Crecimiento poblacional y cambios en el uso de las tierras

 

Estos procesos se iniciaron hace mucho tiempo y se detuvieron a partir de la creación del plan de ordenamiento, sin embargo aún quedan problemas por resolver. Afortunadamente INPARQUES tiene una participación activa dentro de la Comisión para el Ordenamiento Territorial en el Estado Nueva Esparta, lo cual facilita la protección de las tierras del parque, ya que no se presentan conflictos de interés con los planes de desarrollo y urbanismo de la Gobernación. La Comisión para el Ordenamiento Territorial en el Estado Nueva Esparta está compuesta por la Gobernación del Estado, las diferentes alcaldías, el ministerio del ambiente, la Dirección de Turismo entre otros. Los miembros de esta comisión toman todas las decisiones por consenso mutuo. En la actualidad, INPARQUES cuenta con un decreto casi listo para incrementar el área del parque y eliminar algunos sectores que no aportan nada a su condición de área protegida, como es el caso del pueblo La Sierra. La mayor parte de este pueblo y sus alrededores quedarán excluidos del parque tan pronto entre en vigencia el decreto. Respecto a las áreas cultivadas en el parque, debe tomarse una decisión similar en virtud de que los costos de desalojo, reubicación y reforestación de estas áreas no pueden ser cancelados por INPARQUES en su actual crisis presupuestaria.

 

Falta de presupuesto, Cacería, Incendios forestales

 

El principal problema del parque es la falta de presupuesto, el cual incide en la falta de infraestructura y de personal suficiente y motivado al trabajo, en la disminución de la vigilancia y en el incremento de problemas como la cacería y las quemas. El problema del presupuesto tiene mucho tiempo y ha sido consecuencia tanto de la falta de interés de los distintos gobiernos en el área ambiental, como de la debilidad política de INPARQUES, quien en años anteriores ha aceptado presupuestos cada vez más deficientes. Por esta razón, y ante la actual crisis política que atraviesa el gobierno venezolano, quizás la única solución sea llamar la atención mediante acciones que demuestren que es inminente una paralización de las actividades. Mientras los superintendentes y los guardaparques sigan pagando el mantenimiento de los parques con dinero de sus bolsillos, el gobierno seguirá entendiendo que es posible funcionar con cada vez menos recursos. La verdadera forma de ayudar a que INPARQUES reciba un presupuesto digno de su importancia como institución es demostrando que es imposible mantener los parques con el presupuesto actual.

 

Falta de personal e infraestructura

 

El parque cuenta con un gran potencial para desarrollar senderos de interpretación y zonas recreativas que puedan ser usados por visitantes y escuelas de la región. Es necesario aprovechar el inmenso número de visitantes de la isla para incentivar el turismo de naturaleza en el parque. En este sentido existen experiencias con habitantes de la comunidad de Fuentidueño, las cuales pueden ser aprovechadas para generar ingresos propios al parque. Con estos ingresos se podrían mejorar los servicios prestados a los visitantes y al mismo tiempo fortalecer las relaciones con estas comunidades. El capital inicial para el mejoramiento de ciertas instalaciones podría provenir de alianzas con compañías de turismo dispuestas a asumir estos servicios como una concesión. La creación de nuevas áreas recreativas o de servicios significaría un aumento en el número de personal empleado dentro del parque. Una forma de incrementar el personal con bajos costos para INPARQUES puede ser mediante alianzas con la alcaldía u otros sectores del gobierno regional.

 

Antenas

 

A fin de solucionar el problema de autoridad en la zona de las antenas es necesario declararla como Zona de Seguridad, lo cual corresponde con los objetivos y el carácter de esta área. De esta manera el manejo y la seguridad del área alrededor de las antenas estarían a cargo de algún organismo del estado, probablemente de la Fuerza Aérea de Venezuela, lo cual sería beneficioso para mejorar las labores de vigilancia en esta área, sin costo para INPARQUES y sin riesgo para su personal.

 

Falta de investigación y divulgación, introducción de especies exóticas

 

Es necesario generar un plan de incentivo a la investigación científica y aplicada que permita buscar solución a varios de los problemas que afronta el parque, pero además despertar el interés de la comunidad de investigadores del país sobre su potencial ecológico. Existe una agenda de Parques Nacionales en el Ministerio de Ciencia y Tecnología que dispone de fondos para grupos de investigación con proyectos en esta área, sin embargo es necesario que los superintendentes de los parques también pongan de manifiesto sus necesidades al respecto. Igualmente, es importante hacer conocer al parque entre los habitantes locales y entre los miles de turistas que visitan a la isla mensualmente. Esto último es posible a bajo costo para INPARQUES mediante el diseño e impresión de volantes y campañas publicitarias televisivas, ya sea en programas educativos o en programas comerciales de viajes y turismo.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados