Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Amenazas Actuales

 

  • Desconocimiento del parque
  • Ausencia de personal, infraestructura y señalización adecuada
  • Presencia humana 
  • Contaminación
  • Agricultura e introducción de especies no nativas
  • Delincuencia

     

     

    Desconocimiento del parque

     

    Durante nuestra visita nos fue realmente difícil reconocer cuando estábamos dentro o fuera del parque. Ni en sus límites ni dentro del área que comprende Cerro Saroche existen señales que indiquen de la existencia de un parque nacional.

     

    El parque es completamente desconocido por sus habitantes y por los habitantes de los pueblos cercanos. Ninguno de los habitantes de los numerosos pueblos visitados por PW-V reconocieron siquiera el nombre de Cerro Saroche, incluso aquellos que estaban dentro de los límites del parque. Un agricultor de la zona reconoció la existencia de un parque nacional pero admitió no saber si sus tierras se encontraban dentro, aunque el mapa del parque así lo indicaba.

     

    Debido a su reciente creación y a la poca difusión que INPARQUES le ha dado a Cerro Saroche, el parque no solo es desconocido entre sus habitantes y vecinos, sino además entre la comunidad venezolana en general. Este total desconocimiento de la existencia del parque, así como la falta de señalización y de presencia por parte de INPARQUES, son una de las amenazas más graves que Cerro Saroche confronta, debido a que esto facilita la violación de toda normativa existente.

     

    Ausencia de personal, infraestructura y señalización adecuada

     

    Las 32.294 ha del parque se encuentran total y absolutamente desprotegidas. No existen instalaciones de tipo recreacional o informativo, la infraestructura del parque se limita a una pequeña instalación para el superintendente. No existe tampoco personal contratado en el parque, no hay ningún guardaparques. El único personal del parque es el superintendente, sin embargo desde junio 2001 y hasta la fecha de publicación de este perfil, el superintendente no está en el parque debido a la crítica situación de delincuencia que lo afectó directamente (ver delincuencia), por lo tanto, las labores de vigilancia no se llevan a cabo. La ausencia de personal obviamente repercute sobre la seguridad del parque.

     

    Los límites de Cerro Saroche no están marcados en el terreno, el paisaje dentro del parque no se diferencia mucho de sus zonas circundantes y debido a lo complejo de su perímetro (ver mapa) se hace difícil saber cuando se está dentro y fuera del parque. Es necesaria la presencia de INPARQUES mediante personal de vigilancia, señales e infraestructura que permita albergar a los guardaparques durante las labores de vigilancia.

     

    La presencia humana dentro del parque hace necesaria la construcción de una oficina de atención a donde puedan acudir los habitantes de Cerro Saroche.

     

    Presencia humana

     

    La zona hoy ocupada por el Parque Nacional Cerro Saroche ha estado habitada desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, el caserío de Pozo Salado que se encuentra fuera del parque, presenta algunas construcciones que datan de la época colonial. Sin embargo, la mayoría de los caseríos que hoy alberga el parque son de reciente data ya que al parecer las migraciones son frecuentes. En un censo parcial realizado por INPARQUES, se estimó que la población humana dentro de Cerro Saroche es de unas 900 personas, sin embargo ésta podría ser aún mayor.

     

    Además de la falta de señalización y de presencia de INPARQUES, otros dos factores han contribuido a la colonización de las áreas del parque. Estos son la existencia de energía eléctrica y la presencia de una carretera asfaltada. Desde 1995 dos tendidos eléctricos pertenecientes a EDELCA, cruzan zonas dentro y alrededor del parque, permitiendo llevar electricidad a algunas regiones del Edo. Lara. Estos tendidos son aprovechados legal e ilegalmente por los habitantes del sector donde se ubica Cerro Saroche, promoviendo la colonización dentro del parque ya que otras zonas aledañas no cuentan con este servicio. La presencia de electricidad dentro del parque es una amenaza seria porque aumenta la demanda del terreno para potenciales invasores.

     

    El otro factor que ha propiciado la colonización es la presencia de una vieja carretera asfaltada, que aunque se encuentra en muy mal estado y es muy poco usada, permite acceder al parque desde diferentes sectores. Las características del terreno permiten además la penetración a las áreas del parque por otras vías, tales como quebradas y cursos intermitentes de agua que son usados como carreteras durante la estación seca.

     

    Contaminación

     

    Una de las consecuencias de la presencia humana en el parque, es la gran cantidad de basura presente en el mismo. Igualmente, la carretera que cruza el parque es usada como vertedero de basura por transportistas que provienen de los centros poblados dentro y fuera de Cerro Saroche. Debido a las fuertes brisas en la zona, cualquier desperdicio plástico abandonado en la carretera es arrastrado por el viento hasta quedar atrapado en las ramas de algún árbol, lo que afea notablemente el paisaje.

    Agricultura e introducción de especies domésticas y especies no nativas

     

    La principal actividad económica de los habitantes de Saroche es la cría de caprinos, lo cual tiene un efecto dañino sobre la vegetación natural del parque. También existe cría de gallinas y pollos para subsistencia y comercialización, así mismo los perros son abundantes dentro del parque, lo cual podría significar un problema para la fauna del lugar.

     

    La cacería con fines de subsistencia es una práctica común siendo las especies más afectadas la iguana (Iguana iguana) y el conejo (Sylvilagus sp.). Igualmente muchas familias tienen conucos donde siembran piñas (Ananas sp.) e incluso algunas hortalizas con fines comerciales. Durante nuestra visita conversamos con 20 personas y solo una tenía conocimiento del parque. Éste era un agricultor que posee un sembradío de pimentón (Capsicum annum) y melón (Cucumis melo) que riega sus cultivos con ayuda de una laguna artificial.

     

    Este señor admitió haber sido informado por funcionarios de INPARQUES y de la Guardia Nacional de que sus tierras estaban dentro del parque, sin embargo al parecer no ha recibido ninguna invitación para negociar el precio de su bienhechuría. Igualmente nos hizo saber de otros sembradíos de piña mucho más extensos, de hasta 1.000 ha, total o parcialmente contenidos dentro de los límites de Cerro Saroche. Esta información nos fue confirmada por el Ingeniero Luis Briceño, antiguo Superintendente de Cerro Saroche.

     

    Una especie vegetal proveniente de Asia e introducida en América, Calotropis procera, es bastante común en el Parque Cerro Saroche. Este arbusto fue introducido accidentalmente y se ha propagado como una plaga debido a su carácter invasor, principalmente en las depresiones de Carora y Zulia y en los Llanos Venezolanos. Lamentablemente se desconocen métodos eficaces para su erradicación (Ojasti et al. 2001).

     

    Delincuencia

     

    La falta de personal de vigilancia ha hecho de Cerro Saroche un lugar propicio para la delincuencia. Varios de los pobladores nos informaron que durante las noches, la zona es frecuentada por ladrones de vehículos quienes se valen del aislamiento en que se encuentra para desmantelar y desarmar los automóviles robados en la ciudad de Barquisimeto. Para el momento de nuestra visita, el superintendente acababa de ser secuestrado y asaltado con un arma de fuego por personas desconocidas, quienes además robaron su vehículo personal. Al parecer, situaciones como ésta son comunes dentro del parque y en sus adyacencias.

     

    Según nos comentó un agricultor de la zona, las rencillas por las tierras entre agricultores o pobladores también son un hecho común, y en algunos casos estas disputas involucran armas de fuego o actos vandálicos.

  •  

    Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados