Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Antecedentes

 

El 21 de julio de 1960 se creó por Decreto Supremo N° 15 el Parque Prehistórico Nacional, con el objetivo de proteger los vestigios culturales de la zona. Entre 1965 y 1967 el inglés Ian Grimwood del Ministerio Británico de Desarrollo Internacional apoyó en diversas actividades a lo que en ese entonces se llamaba el Servicio Forestal y de Caza del gobierno peruano. Recomendó el establecimiento de un parque nacional costero, cubriendo una superficie de 450 ha, incluyendo área terrestre con zona marítima adyacente. En 1971 se propuso el establecimiento de un santuario nacional en Paracas con una superficie de 1000 ha destinadas a la protección de poblaciones de flamenco, lobo marino, cóndor y pingüino de Humboldt. En 1972 la Universidad Nacional Agraria La Molina propuso la expansión del área a 15.000 ha. En 1973 se crea una comisión para el estudio del estado y situación del santuario. Finalmente, el 25 de septiembre de 1975, a través del Decreto Supremo N° 1281-75-AG se establece oficialmente la Reserva Nacional de Paracas.

 

La Reserva Nacional de Paracas fue creada con el propósito de preservar y utilizar sosteniblemente muestras representativas de las formaciones naturales y de la diversidad biológica existentes en las provincias, biogeográficas del desierto pacífico subtropical y del desierto pacífico templado cálido (8). Es un área protegida del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado SINANPE. En marzo de 1991 fue reconocida como Reserva Regional en la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (Hemispheric Network of Bird Reserves). El 24 de marzo de 1992 fue declarada como Zona de Reserva Turística, mediante Resolución Ministerial N°105-92-1CTI/DM e incorporada en la lista de humedales de importancia internacional, protegidos a través de la Convención de RAMSAR (9).

 

La norma de creación de la reserva señaló como sus grandes objetivos: la preservación y uso de muestras representativas de las formaciones naturales y de la diversidad biológica existentes en las provincias biogeográficas del desierto pacífico subtropical y del desierto pacífico templado cálido. Por otro lado, cabe indicar que en el Plan Maestro se señala que los objetivos específicos para el manejo de la Reserva son conservar ecosistemas con orillas marinas con gran concentración de peces, aves y mamíferos, otorgar protección especial a las especies en peligro de extinción, conservar el patrimonio cultural e histórico, desarrollar técnicas de utilización racional de especies hídrobiológicas de importancia económica, implementar facilidades para el uso recreativo, educativo y cultural y contribuir al desarrollo económico de la región.

 

Objetivos Plan Maestro 2002

 

* Contribuir al desarrollo económico de la región.
* Conservar ecosistemas marino costeros y su diversidad biológica.
* Proteger las especies amenazadas y sus hábitat respectivos.
* Asegurar el aprovechamiento sostenible y responsable de los recursos hidrobiológicos.
* Conservar y proteger el patrimonio arqueológico y  cultural.
* Garantizar la conservación y puesta en valor de los atractivos naturales y culturales para su uso turístico sostenible.
* Asegurar la existencia de una porción del ecosistema marino costero peruano influenciado por la Corriente de Humboldt para que brinde soporte a procesos educativos y actividades de investigación y recreación.
* Contribuir al desarrollo sostenible y al bienestar de la población de la Región Ica.

 

El proceso de elaboración del Plan Maestro ha sido liderado de manera concertada con el Comité de Actualización del Plan Maestro con la colaboración de los gobiernos regionales y locales, la población local organizada y las instituciones públicas y privadas vinculadas al área natural protegida. El Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Paracas tiene como objetivos y competencias:  Colaborar y apoyar en la gestión y administración de la reserva; apoyar la difusión de la conservación del área; proponer las políticas y planes del área protegida; velar por el buen funcionamiento de la reserva, la ejecución de sus planes y el cumplimiento de la normatividad vigente; proponer acciones conducentes a la defensa del patrimonio de la nación vinculado a la reserva. Aún no hay un comité de gestión, se espera contar con uno pronto.

 

Administración

 

Las áreas naturales protegidas del Perú se encuentran a cargo de la Intendencia de Áreas Naturales Protegidas bajo la administración del Instituto Nacional de Recursos Naturales INRENA (organismo perteneciente al Ministerio de Agricultura), ente rector y supervisor de la gestión del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado SINANPE. El SINANPE  alberga áreas naturales protegidas de distintas categorías y se rige por un Plan Director, que es el instrumento de política que define los lineamientos centrales de la planificación estratégica y la administración de las distintas áreas naturales protegidas que integran el sistema. La actual administración se rige por la Ley N° 26834, Ley de Áreas Naturales Protegidas del 30/06/97 y por su reglamento Decreto Supremo N° 038-2001-AG.

 

La Reserva Nacional de Paracas se crea con el fin de preservar una muestra representativa marino-costera del país, conservar sus ecosistemas, proteger especies amenazadas, asegurar el aprovechamiento sostenible y responsable de los recursos hidrobiológicos, y conservar y proteger el patrimonio arqueológico allí existente.

 

Cada área natural protegida debe contar con un Plan Maestro que defina los criterios de su planificación interna, incluyendo aspectos de la zonificación, estrategias y políticas generales para la gestión del área; la organización, objetivos, planes específicos y programas de manejo; los marcos de cooperación, coordinación y participación relacionados al área y sus zonas de amortiguamiento. El Plan Maestro de la Reserva Nacional de Paracas se aprobó por Resolución Jefatural N° 053-96-INRENA. Este documento, a la luz de la nueva legislación y debido a que habían pasado 5 años y era necesaria su actualización, ha sido revisado aprobándose su nueva versión por Resolución Jefatural N° 465-2002-INRENA del 20/12/02. La Resolución Jefatural N° 309-2001-INRENA establece la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Paracas el 13 de diciembre del 2001 (10). La zonificación de la Reserva Nacional de Paracas está dada por áreas silvestres, zonas de protección estricta, zonas de uso especial, zonas para el turismo recreativo, zona histórico-cultural, zonas de recuperación y zonas de aprovechamiento directo con el requisito de implementación de planes de manejo.

 

Debe observarse que en el caso de áreas naturales protegidas marino costeras, la competencia del INRENA es compartida con el Ministerio de Pesquería. El artículo 2 del Decreto Supremo N° 1281-75-AG de creación de la reserva establece que el Ministerio de Pesquería normará, orientará y controlará la explotación racional de los recursos hidrobiológicos existentes dentro del área establecida para la reserva. Esto implica el control del tamaño de los productos que se extraen, el tamaño y número de mallas por embarcación, la cantidad de embarcaciones laborando en la zona, la cosecha sostenible, el control de la contaminación de los hábitat marinos, y ver que la actividad extractiva en el área no perjudique a las poblaciones de las especies. Por otro lado, el artículo 3 establece que la ejecución y control de la explotación de los recursos de flora y fauna en la reserva le compete al Ministerio de Agricultura, no teniendo éste injerencia sobre los recursos marinos, lo cual crea dificultades y conflictos en el control del INRENA sobre las actividades extractivas en la reserva.

 

En relación a los restos históricos y arqueológicos presentes en la zona, el Instituto Nacional de Cultura es el encargado de su cuidado y control. El artículo 4 del mismo decreto incorpora a la Reserva Nacional de Paracas el Parque Prehistórico Nacional creado en 1960, quedando el control de dicho parque a cargo del Instituto Nacional de Cultura, organismo público descentralizado del Sector Educación.

 

En el momento de la evaluación, la Reserva Nacional de Paracas cuenta con un personal de 19 personas: 1 jefe, 1 administrador, 4 profesionales de apoyo y 13 guardaparques. Durante los meses de verano se cuenta con el apoyo de guardaparques voluntarios, que generalmente son estudiantes universitarios escogidos a través de un proceso estricto de selección, y que cumplen labores básicas de vigilancia, monitoreo e interpretación y mantenimiento. Ya se implementa el XIII Programa de Guardaparques voluntarios, que son de nivel de educación superior, y desde el año pasado se cuenta con un cuerpo de guardaparques voluntarios locales -pescadores artesanales, deportivos, etc.- que son usuarios de la reserva.

 

La Reserva Nacional de Paracas cuenta con instalaciones tanto para el servicio público como para las funciones de control y administración. El núcleo central está conformado por el centro de interpretación, el Museo de Sitio "Julio C. Tello" (Instituto Nacional de Cultura), la oficina de administración, servicios higiénicos, duchas y casa de los guardaparques (que cuenta con cocina, comedor, dormitorios, estacionamiento, baños y depósito).  En el centro de interpretación, el visitante puede ser ilustrado por los guardaparques acerca de la función que cumple esta área natural protegida y de los atractivos a disfrutar durante su visita, así como de las normas de conducta del visitante. En este ambiente también se pueden apreciar paneles explicativos con fotografías y mapas de la zona.  En el Museo de Sitio se exhiben piezas y artefactos de las antiguas culturas que habitaron este lugar. Elementos de alta textilería y menaje mortuorio, momias y cráneos deformados son unas de las piezas de mayor atractivo. Además, la reserva cuenta con un sistema de letreros de señalización y explicativos, ubicados convenientemente a lo largo de los caminos y en los lugares de importancia. Cuenta con cuatro puestos de control: La garita de ingreso en Santo Domingo, la oficina central en el centro de interpretación, un puesto de control en Lagunillas y otro en Laguna Grande.

 

La administración de la reserva implementa tres programas principales: El programa de conservación de los recursos naturales a través de la protección estricta y el manejo sostenible de los recursos. El programa de uso público del área, que tiene que ver con el manejo del turismo, la investigación y la promoción de la educación ambiental. El programa de apoyo a la gestión, que promueve la participación ciudadana e implementa el monitoreo, la administración y las comunicaciones.

 

Presupuesto

 

El presupuesto total anual para el 2003 es de aproximadamente S/. 110.000 (unos $31.800 US), destinados principalmente a gastos operativos. El dinero generado proveniente del pago que hace el turismo se centraliza en el INRENA desde donde se distribuye entre las áreas del SINANPE para necesidades diversas. Los sueldos son cubiertos por fondos nacionales.

 

Límites

 

La Reserva Nacional de Paracas incluye casi la totalidad de la península de Paracas. El límite norte lo constituye la pista de acceso a Paracas que viene desde la carretera Panamericana hacia el mar, dejando fuera la localidad del Chaco y el balneario de Paracas. El límite norte de la reserva abarca sólo la parte sur de la bahía desde aproximadamente la garita de control en la pista de ingreso en línea recta por el mar hasta más o menos playa Atenas a 7,6 km de distancia, de aquí el lindero se dirige hacia el norte dejando fuera Punta Pejerrey donde se ubica el puerto San Martín. Desde este punto el lindero pasa por punta Ripio y va hacia el norte unos tres km mar adentro donde luego se dirige en línea recta hacia el oeste mar afuera unos 22 km. En este punto el lindero se dirige hacia el sur en línea recta por unos 73 km, constituyendo el límite oeste mar afuera, incluyendo en su totalidad la isla San Gallán. El límite sur tiene una longitud de 54 km y va desde mar afuera hasta cerca de la orilla, desde donde el lindero se dirige hacia el norte por tierra firme con una longitud aproximada de 72,8 km hasta llegar a la carretera de acceso a Paracas constituyendo el límite este de la reserva.

 

Ver Mapa

 

_________________

8 UDVARDY, Miklos. A Biogeographical Classification System for Terrestrial Environments. En: National Parks, Conservation and Development. The role of protected areas in sustainable society. Edited by Jeffrey A. McNeely and Kenton R. Miller. IUCN Commission on National Parks and Protected Areas.Proceedings of World Congress on National Parks. Bali, Indonesia 11-22 Oct. 1982. Published by Smithsonian Institution Press, Washington DC. 1984. Pag. 34.
9  El 26 de noviembre de 1991, a través del Congreso de la República, mediante Resolución Legislativa N° 25353, el Perú ratificó la suscripción como País Signatario de la Convención RAMSAR, incluyendo tres sitios: el Santuario Nacional de las Lagunas de Mejía, la Reserva Nacional de Paracas y la Reserva Nacional Pacaya Samiria. En 1997 se agregaron cuatro nuevos sitios RAMSAR: la Reserva Nacional del Titicaca, la Reserva Nacional de Junín, el Santuario Nacional los Manglares de Tumbes, la Zona Reservada de los Pantanos de Villa. En el 2002 se incluye el Complejo de humedales del Abaníco del río Pastaza.

10  El artículo 25 de la Ley N° 26834 de Áreas Naturales Protegidas señala que las Zonas de Amortiguamiento son aquellas zonas adyacentes a las Áreas Naturales Protegidas que por su naturaleza y ubicación requieren de un tratamiento especial para garantizar la conservación del Área Natural Protegida. Señala además que el Plan Maestro de cada área definirá la extensión que corresponda a su Zona de Amortiguamiento y las actividades que se realicen en las mismas no deben poner en riesgo el cumplimiento de los fines del Área Natural Protegida.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados