Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Ganadería

 

La actividad ganadera requiere de una reconversión del uso extensivo al intensivo, así como de una mejor inversión para hacer de esta práctica un negocio rentable, del que realmente la gente pueda obtener beneficios.  Así como hay casos exitosos en la industria lechera (Santa Clara) en la región del Vizcaíno, se podrían hacer inversiones privadas y federales a través de la SAGARPA para desarrollar o aplicar tecnología en el manejo de la ganadería intensiva, con la participación de instituciones como el CIBNOR que realiza investigaciones sobre forrajes y proyectos agronómicos en zonas áridas.

 

Existe la necesidad de realizar estudios sobre los impactos de las poblaciones ferales de especies como los burros y cabras que se encuentran libres en hábitat donde se distribuye el berrendo, el borrego cimarrón y el venado bura. Con la información generada la SAGARPA junto con otras dependencias como la propia CONANP, autoridades locales y representantes ejidales, deberán proponer medidas para el control de los animales que compiten con la fauna silvestre y destruyen los ecosistemas. Además, algunos animales como los burros salvajes y vacas son responsables de causar accidentes en carreteras, por lo que es necesario ordenar la actividad.

 

Agricultura

 

En el desarrollo de esta actividad productiva volvemos a caer en el tema de la vigilancia y seguimiento al cumplimiento de las leyes y normas ambientales, para dar atención a la problemática derivada del uso indiscriminado de agroquímicos y materiales contaminantes. Esta como otras empresas localizadas dentro de la Reserva deben ser sujetas a inspecciones ambientales y adoptar medidas de mitigación de los impactos que generan al medio ambiente.

 

Conocemos que regidores del gobierno local de Guerrero Negro trabajan junto con empresarios agrícolas, dependencias como la CONANP y con autoridades municipales, para establecer medidas de manejo y control de rellenos sanitarios implementados en los campos agrícolas.

 

En una región tan falta de recursos vitales como las aguas superficiales, se requiere un mayor compromiso de los empresarios y dueños los campos agrícolas para el uso racional del agua. La demanda del líquido que requiere la agricultura local es muy alta y los beneficios comunes son pocos. Las concesiones de agua otorgada por Comisión Nacional del Agua (CONAQUA) a los productores agrícolas de la región del Vizcaíno, ascienden a cero pesos, tal vez esta sea la causa de que el recurso se este extrayendo en tan grandes cantidades. Se requieren analizar las condiciones a las cuales se sujeta el uso de un recurso común para todos los mexicanos, cuando éste tiene un fin comercial de particulares. Autoridades como la CONAGUA del Estado de BCS, requieren de establecer mejores medidas de regulación para el uso de agua a nivel industrial.

 

La modificación de los ecosistemas de la región debido a esta actividad es una de las más significativas, el rápido empobrecimiento de las tierras provoca que se tengan que deforestar nuevas áreas conservadas.

 

Pesca

 

Uno de los motores de la economía sino es que el principal, para los poblados de la Reserva es la pesca artesanal y la comercial. Algunos datos indican que los recursos marinos que se encuentran en el Océano Pacífico (Pacífico Norte) junto con el Mar de Cortés mantienen una de las regiones más ricas para la actividad pesquera de México y Norteamérica. En la zona se encuentra uno de los bancos más ricos de abulón y langosta, además de especies comerciales de escama y tiburones, y una gran variedad y abundancia de almejas, jaibas y camarón.

 

Para mantener la industria pesquera de gran escala como actualmente se aprovecha, es necesario explorar una mayor diversificación de las especies comerciales, regular las artes de pesca e incorporar los trabajos de investigación más recientes en materia de pesquerías. Institutos como el CICIMAR o los CRIP constantemente están generando información útil a este fin.

 

Aunque se menciona que existen bancos ricos en abulón, también se reconoce que algunas de estas especies (Haliotis cracherodii; H. rufenscens, H. sorenseni) en el pasado han sido sobreexplotadas. Otra teoría es que la biomasa de estas especies se ha visto afectada por los efectos del cambio climático. Este argumento puede apuntalarse por experiencias pasadas, como la ocurrida en 1998 donde los efectos del "Niño" y el aumento de la temperatura en los océanos ocasiono que especies como la almeja kilmur prácticamente desapareciera de esta región.

 

Minería

 

La idea de desarrollar una estrategia y ordenamiento de la actividad minera planteada en el programa de manejo, es el paso principal para hacer frente a los nuevos proyectos que proponen reactivar la minería dentro de la Reserva El Vizcaíno. Es una realidad que empresas extranjeras ya realizan proyectos exploratorios de las regiones y los minerales (Margain Minerals Inc, Internacional Curator Resources Lt, Viceroy Resources Corp, Vista Gold Corp, entre otras).

 

Dado que el componente de la minería en el programa de manejo solo es abordado desde el punto de vista de una actividad pasada, con planteamientos deseables del desarrollo de la actividad. Ahora se tendrá que enmarcar en este instrumento legal con reglas y normas que permitan garantizar la conservación de los ecosistemas, así como las medidas necesarias de mitigación de impactos.

 

Un elemento relevante para la estrategia de la actividad minera, será establecer un consejo que de seguimiento a los estudios de impacto y riesgo ambiental. Así como un grupo de respuesta inmediata ante desastres ecológicos derivados de la actividad.

 

Contaminación

 

La contaminación es un problema generalizado en casi todas las actividades que se desarrollan dentro de la Reserva, desde la agricultura, la pesca, la minería a la basura generada por el consumo doméstico. Se requieren acciones coordinadas desde el gobierno local, en este caso el municipio de Mulegé, hasta las instituciones como la CONANP que considera dentro de su programa de manejo de la Reserva el componente de la contaminación.

 

Las actividades industriales como la pesca y la agricultura requieren de una estrategia coordinada para la creación de rellenos sanitarios comunes, donde se dispongan los desechos derivados de sus producciones y así se evite la proliferación de diferentes focos de infección y contaminación.

 

La industria de la pesca genera grandes cantidades de conchas producto del aprovechamiento de las almejas. Estos materiales que pudieran ser utilizados en la elaboración de artesanías u otro  procesamiento. Ahora solo forman grandes montañas que atraen animales silvestres y especies nocivas como ratas.

 

Ahora que se pretende gestionar y promover más la actividad turística, es importante desarrollar una estrategia para el manejo de la basura y contaminantes producidos por los visitantes. Contar con la participación de los empresarios del ramo, la Dirección de la Reserva y autoridades del Municipio. Como se menciona en el programa de manejo promover el rehúso, el reciclado y la recuperación de materiales útiles a través del programa de educación ambiental de la Reserva. 

 

Transito vehicular y carreteras

 

Además de tomar acciones como incrementar el número de señalizaciones para restringir el paso a vehículos en áreas núcleo, se deben establecer las especificaciones de cuales pueden entrar y en que tipo de ecosistema, como las dunas, en zonas desérticas y en las Sierras. Se deben aplicar rondas de inspección y vigilancia para verificar su cumplimiento.

 

Los proyectos carreteros deberán considerar la infraestructura secundaria de terrecería existente, procurando los menores impactos posibles a los ecosistemas. Así como la información generada por las instituciones de investigación, atendiendo las recomendaciones que de ellas se desprendieran, cuando en algún caso se determine que los trabajos afectan alguna especie o ecosistema amenazado.

 

Escasa presencia de la PROFEPA

 

Como ya se ha venido haciendo en algunas regiones de la Reserva, los comités de vigilancia formados por personas de las propias comunidades o contratados por ellos, en actividades como la pesca (Pacífico Norte) o en las áreas bajo UMAS han funcionado de forma adecuada, y en gran medida se debe a las importantes sumas de dinero que generan estas industrias y a su mejor organización. Al parecer en estos campos no existe la necesidad de vigilancia permanente de un inspector de la PROFEPA. Sin embargo, en lugares donde no se generan grandes beneficios económicos como las lagunas del Vizcaíno, el desierto o en las sierras, si se requiere de mayor personal para vigilar el uso y aprovechamiento de los recursos, ya que es ahí donde se observa la pesca y cacería ilegal, trafico de cactáceas y otras actividades que amenazan la biodiversidad.

 

Actualmente se pueden observar operativos coordinados de inspección y vigilancia para el aprovechamiento de las pesquerías, ahí participan comités de vigilancia de las cooperativas de pescadores, inspectores federales de CONAPESCA (esta instancia del gobierno federal es la responsable de sancionar y aplicar la ley en materia de pesquerías) y personal de la Reserva. Estas acciones son una excelente forma de autorregulación por parte de las cooperativas y ejemplo de un trabajo coordinado entre dependencias del gobierno. Por ello creemos que estas iniciativas deben extenderse a todos los cuerpos lagunares y principales puertos de pesca comercial. Se deben difundir los operativos y sus resultados por medios como la radio e impresos, para fortalecer la identidad de gremio y conocer que es lo que pasa en otros sitios.

 

Megaproyecto turístico

 

El proyecto Escalera Náutica considera obras de infraestructura que se localizan en sitios dentro de la Reserva. Tanto las construcciones de marinas como de aeródromos afectarían los ecosistemas y posiblemente a especies como pueden ser las aves migratorias y las rutas de las ballenas. Estas amenazas no son contempladas en el actual programa de manejo y no se cuenta con un plan de trabajo que encamine las acciones a tomar, por lo cual es muy importante que se desarrolle una estrategia que regule el desarrollo de la infraestructura y operación de estos centros de gran flujo de personas y transportes.

 

A la par de este proyecto de desarrollo turístico se conformo una iniciativa llamada "Escalera Ecológica" que incluye instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil a nivel binacional entre Estados Unidos y México. De esta forma se constituyó un frente para analizar el proyecto y proponer alternativas menos peligrosas para el medio ambiente. Paralelamente se pretende consolidar lo que sería un Corredor Biológico y de Áreas Protegidas del Golfo de California.

 

La organización Wildcoast lanzó una campaña para informar y difundir los alcances que podría traer consigo el proyecto Escalera Náutica. Así mismo, se realizó un estudio de mercado por una firma de investigación de San Francisco EDAW Inc. con apoyo de la fundación David and Lucile Packard en representación del medio conservacionista. En este estudio se concluyó que el gobierno mexicano sobrestimo en un 600% la demanda del turismo esperado. Por lo cual, la mayor parte de la infraestructura planeada es innecesaria y solamente se debería de mejorar la que ya existe.

 

Como resultado de la lucha de las organizaciones e instituciones de investigación con argumentos sólidos y bien fundados, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) ha anunciado que el proyecto tendrá importantes limitantes y más que una inversión en infraestructura será uno de inversión nacional. Por lo pronto, el mismo proyecto ha cambiado de nombre a "Proyecto Mar de Cortés" y se prevé que sus recursos tendrán como prioridad reactivar destinos como Guaymas Sonora, y Mazatlán en Sinaloa.

 

En conclusión, es necesario monitorear el proyecto Escalera Náutica para garantizar que no se reactive de nuevo.

 

UMAS

 

Dado que en las UMAS existen controversias durante la asignación de tasas de aprovechamiento otorgadas por la Dirección General de Vida Silvestre, para especies cinegéticas de interés comercial como el borrego cimarrón y el venado bura, principalmente. Una propuesta es que se realice un estudio independiente de la situación actual de esas poblaciones, se determine cuales son los ejemplares que corresponden a cada predio o si varios de ellos comparten una misma población. Además el estudio servirá para saber si es necesario establecer una veda temporal hasta que sus números incrementen.

 

De esta forma se podrá garantizar que las poblaciones silvestres no sean sobre explotadas, a causa de sobreestimaciones durante los muestreos que indican más individuos de los que verdaderamente son.  Un elemento claro es que estas especies tienen una gran movilidad lo que hace difícil determinar si una población pertenece a un lugar u otro.

 

Según conocedores de las UMAS para el borrego cimarrón y el venado bura en Baja California Sur, este sistema ha representado una fuente de recursos económicos muy importante para los propietarios de las tierras. Sin embargo, el panorama para las especies silvestres aprovechadas no es muy claro. Si bien es cierto, que las presiones de caza ilegal han disminuido debido a las acciones de educación ambiental y vigilancia implementadas por los propietarios, la recuperación de las poblaciones silvestres aún no se refleja en los números, más bien se ha mantenido y probablemente en los números reales este bajando, debido a que se presenta una sobre oferta para cazadores.

 

Como en el caso anterior, para el pepino de mar se requiere conocer el estatus actual de sus poblaciones que se proponen aprovechar. Establecer las regulaciones necesarias y en su caso, determinar las tasas de aprovechamiento que garanticen que la especie no será afectada de forma que este en riesgo su permanencia.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados