Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

El Biotopo Protegido San Miguel la Palotada el Zotz es un área amenazada que corre riesgo de fracasar en la protección de la diversidad biológica en un futuro cercano. El área protegida se encuentra en un límite tal de peligros que, de no tomarse acciones inmediatas, en poco tiempo podría pasar a estar amenazada críticamente. Los principales problemas provienen del avance de la frontera agrícola, incendios forestales, uso ilegal de productos forestales, caza ilegal y actividad maderera en los alrededores. La mayoría de estos problemas están muy relacionados con la debilidad del Centro de Estudios Conservacionistas, quien al verse incapacitado de hacerles frente ha optado por tolerarlos. Existe descoordinación de funciones con el IDAEH y el CONAP, lo que, unido a que no hay acercamientos con los administradores del Parque Nacional Tikal, dificulta el cuidado del área. El plan maestro no enfrenta con decisión algunos de estos problemas, además de plantear actividades de dudosa legalidad que podrían suponer un peligro adicional al biotopo.

 

Conflictos en el plan maestro

 

El plan maestro es un documento bastante completo en el análisis de los principales problemas del área protegida y en la propuesta de soluciones a algunos de los problemas que enfrenta. Sin embargo existen dos problemas con él, el primero es que no se está cumpliendo debido a la falta de presupuesto, y el segundo es que tiende a tolerar muchas de las actividades ilegales extractivas que se realizan en el Zotz.

 

Aunque el plan maestro plantea actividades específicas, no especifica ningún programa de recaudación a largo plazo. De esta manera, no es lo suficientemente claro como para conocer la forma en la que se van a conseguir los US $ 170.000 (5) que necesita para poder implementarse entre el 2000 y el 2004. En vista de que en el 2002 el presupuesto real del biotopo no alcanza ni la mitad de lo previsto en el plan maestro, se puede concluir que esta falta de previsión está teniendo sus consecuencias negativas en la obtención de fondos para administrar el área.

 

En lo que respecta a las actividades extractivas ilegales, el plan maestro propone aceptar su persistencia pero con un énfasis particular en ir reduciéndolo [el saqueo de la naturaleza] poco a poco, según cita textual del mismo. A pesar de ello, no existe ningún programa que especifique cómo y cuándo se va a lograr esto. El problema es que los administradores reconocen su debilidad patente en el control de actividades ilegales y no plantean nada para revertirla. El plan maestro no está orientado a invertir las amenazas del área, sino a paliarlas permitiéndolas de forma ordenada. El intento de ordenar la extracción ilegal de productos del bosque está en contra del fin del área protegida. Pero además podría comprometer aún más la integridad del área protegida, al dar a entender a los extractores que tiene derechos sobre los recursos y el uso extractivo del territorio.

 

Avance de la frontera agrícola

 

Este es un problema que está afectando principalmente al tercio suroeste del área protegida y que parece haberse vuelto algo más lento entre 1997 y 2000 (CEMEC/CONAP, 2000a). Sin embargo, es un problema que se mantiene latente y que puede llegar a tener mucha importancia en el futuro si no existe un cambio sustancial en el presupuesto de mantenimiento del biotopo y no se ponen en práctica medidas adecuadas. Según Imbach et al. (1999), la pérdida de cobertura boscosa entre 1986 y 1997 fue de 227 ha, lo que significa un 0,65% del área total del biotopo. Este dato podría llevar a concluir que la amenaza no es seria, lo que sería totalmente erróneo. El crecimiento de la población así como la poca autoridad que tienen los administradores hacen que la probabilidad de que este problema sea importante en el futuro inmediato sea muy alta.

 

Incendios forestales

 

Los incendios forestales son un problema muy importante en el biotopo. En 1998 un área cercana a las 2.000 ha se quemó en la parte sur y suroeste del Zotz (CEMEC/CONAP 1998). Año tras año este problema sigue sucediendo, aunque no con la misma gravedad, según se desprende de los mapas de incendios de CEMEC/CONAP del área en años posteriores (1999 y 2000b). En el lado sur y oeste el problema está relacionado íntimamente con el avance de la frontera agrícola, en ocasiones de quemas que se escapan de las siembras aledañas al biotopo (CATIE/OLAFO 2000). Los fuegos que se producen las partes interiores están vinculados con la actividad ilegal de extractores y cazadores. Durante nuestras visitas de campo pudimos comprobar que los incendios en tierras agrícolas, aún controlados, habían afectado una parte del bosque aledaño.

 

Saqueo ilegal de productos forestales

 

El saqueo de productos del bosque está totalmente fuera del control de las autoridades encargadas del manejo del área protegida. El uso descontrolado de xate (Chamaedorea spp.) está acabando con las poblaciones silvestres de tal forma que ya es escaso en muchas partes del biotopo. Los xateros aprovechan el descontrol sobre el biotopo para utilizarlo como lugar de paso hacia el oeste del Parque Nacional Tikal, donde las palmas son mucho más abundantes. Durante nuestras visitas de campo pudimos comprobar que los extractores ilegales utilizan los caseríos que hay en el área, sin que nadie los moleste. Aparentemente el problema es muy grande también con la extracción de chicle (Manilkara achras) y pimienta (Pimenta dioica). Los extractores se han apoderado del biotopo de tal manera que en un reciente intento de control por parte de CONAP llevó a la quema de las instalaciones del personal de CECON. Por la magnitud de la extracción, la impunidad con la que actúan los recolectores y debido a que usualmente estas actividades están íntimamente relacionadas con la caza ilegal, tenemos elementos para concluir que este es uno de los mayores problemas para la preservación de la biodiversidad en el Biotopo San Miguel la Palotada (el Zotz).

 

Caza ilegal y depredación de fauna silvestre

 

Aunque no existen estudios específicos sobre los impactos de la caza en el biotopo, el CECON sostiene que la degradación de la fauna puede ser muy grande y puede estar erosionando gravemente a las poblaciones silvestres. Las comunidades aledañas utilizan el fácil acceso al área para cazar todo tipo de especies, desde las que son comestibles hasta grandes felinos (NPV, 2000). En el plan maestro vigente, CECON tiene previsto luchar fuertemente en contra de la caza ilegal, aunque se muestra más permisivo con el tráfico de animales silvestres. El problema es que hasta ahora no se ha podido dotar al área protegida ni del personal ni del equipo mínimo como para intentar acabar con la caza.

 

Actividad maderera en los alrededores

 

Los límites este y norte del biotopo se encuentran rodeados de concesiones madereras industriales y comunitarias. Debido a que las incertidumbres sobre cómo están afectando estas actividades a la biodiversidad son grandes, la actividad maderera puede suponer un riesgo añadido al área.

 

 

AMENAZAS FUTURAS

 

La mayoría de las amenazas futuras provienen del riesgo de que las actividades actuales se intensifiquen debido a la falta de presupuesto y a la permisividad. De ocurrir esto, el biotopo estaría críticamente amenazado, pues con la magnitud de las amenazas actuales ya casi lo está. En la actualidad no parece haber amenazas futuras adicionales a las nombradas, a excepción de la actividad petrolera, que tiene alguna probabilidad de retomarse en un futuro incierto.

 

Proyectos de exploración petrolera en los alrededores

 

En 1997, el Gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Energía y Minas sacó a licitación para la exploración de petróleo tres bloques dentro de la Zona de Uso Múltiple de la Reserva de la Biosfera Maya. El bloque denominado por el Ministerio como A-1 97 se situaban en el límite norte del biotopo y el A-2-97 estaba al nordeste. Las presiones recibidas provocaron que la Presidencia no se decidiera a firmar ningún contrato en la zona.

 

Actualmente la amenaza de nuevas actividades petroleras sobre la reserva parece haberse detenido, aunque es un peligro potencial. Técnicamente, el bloque A-2 97 podría reactivarse en cualquier momento, lo que pondría en extremo peligro el área noreste del biotopo. Sin embargo, debido a la potencial reacción de rechazo por parte de la población, no parece previsible que en el corto plazo se vuelva a plantear la actividad petrolera en el área.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados