Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

Fauna

 

Está aún poco estudiada (CECON 1999). Las observaciones hechas en las visitas de campo y las entrevistas con los responsables del área indican que existen especies de fauna endémica regional como cocodrilo (Crocodylus moreletii), pavo ocelado (Agriocharis ocellata), mono aullador (Alouatta pigra) y pez blanco (Petenia splendida). Entre las especies reportadas por CECON (1999) se encuentra la danta (Tapirus bairdii), cabrito (Mazama americana),jaguar (Panthera onca), tigrillo (Leopardus wiedii), puma (Felis concolor) y otros felinos. Mamíferos destacables son los quirópteros (aún sin estudiar), que se encuentran en grandes colonias. Varias de las especies presentes en el área se encuentran en la Lista Roja de UICN (2001), mientras que la Lista Roja de CONAP (2001a) y otros documentos (CONAP 2000a) consideran que C. moreletii, A. pigra, A. geoffroyi, P. onca, F. concolor y L. Wiedii están en alto peligro. La Lista Roja de Flora de CONAP (2001b) considera que muchas de las especies presentes en el área podrían llegar a estar en peligro de extinción si no se regula su comercio de forma estricta.

 

Vegetación

 

Según la clasificación de Dinerstein et al. (1995), la región ecológica del biotopo es el bosque húmedo de Tehuantepec. El bosque del biotopo no es prístino. La actividad maderera que se autorizó en 1967 en el área y que duró un par de décadas, junto con la extracción de productos del bosque, que probablemente se iniciaron en la década de los 60 con el chicle, han marcado su estructura. Muchas de las áreas muestran una alteración en la estructura del bosque, especialmente áreas que fueron ocupadas por especies comerciales como cedro (Cedrela odorata) y caoba (Swietenia macrophylla), ahora se encuentran dominadas por especies pioneras como el pucté (Bucida buceras), debido a la actividad maderera que se dio en las décadas de los 60 a los 80. . El Centro de Estudios Conservacionistas (1999) ha encontrado seis diferentes tipos de hábitat en el área protegida: selvas húmedas en tierras elevadas, selvas secas de tierras elevadas, selvas secas de pie de monte, arbustales xerofíticos en pantanos, selvas húmedas en tierras deprimidas y pantanos. La evaluación ecológica rápida de la Reserva de la Biosfera Maya clasifica el área como una comunidad ecológica medianamente diversa (Apesa 1993). En el área se encontraron 160 especies vegetales repartidas en 31 familias. Posteriores observaciones en el área han reportado especies arbóreas que no se habían identificado en la evaluación hecha en 1993. Algunos de los árboles pierden hasta una cuarta parte de sus hojas en la época seca, lo que según Pennington y Sarukhán (1998) es una característica sobresaliente de este tipo de bosque.

 

Selva seca de tierras elevadas

 

Crece en los lugares más elevados del biotopo. Debido a que los suelos suelen ser superficiales y el material que los compone es poroso, el drenaje es muy rápido. El dosel superior se sitúa entre 20 y 30 metros de altura. A medida que se va bajando en altura, el dosel del bosque se va haciendo menos alto. El dosel es poco denso, con una parte de los árboles que pierden las hojas en la época más seca. Las especies presentes son asociaciones de ramón (Brosimum alicastrum) como especie principal y árboles de chicozapote (Manilkara zapota), canisté (Pouteria campechiana), zapotillo (P. reticulata), coloc (Talisia olivaeformis), pij (Gymnanthes lucida), luín macho (Drypetes lateriflora) y Nectandra coriacea, entre otros. Estas tres últimas especies apenas aparecen en los otros hábitat del biotopo (CECON 1999). En algunos lugares el sotobosque es denso y desarrollado, seguramente debido a la alta iluminación que recibe (obs. pers.).

 

Selva seca de pie de monte

 

Crece en áreas de mediana elevación y es un ecosistema de transición entre las selvas de tierras elevadas y las que se sitúan en áreas más bajas (CECON op. cit.) El dosel no es denso y su altura es algo más baja que el de la selva en tierras elevadas, llegando a alcanzar alturas de hasta 20 m. Entre las especies arbóreas se encuentra la caoba (Swietenia macrophylla), Sebastiana longicuspis y jobo (Spondias mombim). Muchas de las especies son subcaducifolias. Entre las palmas destaca el botán (Sabal mauritiiformis).

 

Selva húmeda en tierras elevadas

 

Se desarrolla en tierras elevadas con suelos poco drenados, que permanecen húmedos una gran parte del año. Es uno de los hábitat más ampliamente representados en el biotopo (CECON 1999). Los árboles no son de gran tamaño, alcanzando alturas de entre 20 y 25 metros en su estrato superior. En las observaciones de campo hemos distinguido tres estratos arbóreos. Un estrato inferior de 4 a 8 m, compuesto por diferentes especies. Crysophylla stauracantha es común, y en algunos lugares destacan las palmas del corozo (Orbignya cohune). El estrato intermedio se sitúa entre 10 y 15 m, mientras que el superior está entre los 20 y 25 m. La composición florística del bosque está dominada por sapotáceas como chicozapote (Manilkara zapota), silión (Pouteria amygdalina), canisté (P. campechiana) y zapotillo (P. reticulata). Otras especies presentes son el ramón (Brosimum alicastrum), cedro (Cedrela mexicana), copal (Protium copal), pimienta (Pimenta dioica) y subín colorado (Acacia dolichostachya). Las asociaciones pueden presentar muchas variante, según sea el tipo de drenaje y de suelo.

 

Selva húmeda de tierras deprimidas, arbustales xerofíticos de pantano y pantanos

 

Estos hábitat se desarrollan en zonas de suelos profundos, muy pesados, pegajosos, que se inundan durante la época de lluvias, y se secan y agrietan en la época seca. Se encuentran en hondonadas o "bajos" de pequeña o mediana extensión. Los suelos son de drenaje deficiente, con una lámina de agua permanente en la época de lluvia. Dependiendo del drenaje del terreno, el agua permanece estancada por diferentes periodos, lo que es determinante para la composición florística. En ocasiones los hábitat están mezclados y se van sucediendo. En los lugares donde crece la selva húmeda se puede distinguir un bosque de vegetación baja donde la especie dominante es el palo tinto (Haematoxylum campechianum), con otras especies como el pucté (Bucida buceras) y el palo gusano (Lonchocarpus guatemalensis). La altura del dosel no suele rebasar los 11 m (Lundell 1937). En la periferia, donde están los lugares más secos, es donde crecen los arbustales xerofíticos, de poca altura y muy cerrados. En los lugares más deprimidos se sitúan los pantanos. Son abundantes al sureste del biotopo.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados