Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

La creación de parques nacionales es demostradamente la acción más efectiva para preservar la biodiversidad. El problema es que al estar sujetos a las políticas nacionales e internacionales del momento y a los cambios de gobiernos y sus cambiantes prioridades, muchas veces no cumplen con el objetivo fundamental de preservar el patrimonio natural.

 

El Parque Nacional Lago Puelo, al ser tan pequeño, podría constituirse en un parque  modelo para la región, tanto en las áreas de Parque Nacional como en las de uso sustentable en la Reserva Nacional.  Tiene la ventaja de que por su ubicación geográfica, la mayoría de los objetos de conservación se encuentran sumamente resguardados: El turismo ingresa prácticamente por un solo punto, impactando una zona reducida y fácilmente controlada. Hoy los turistas vienen por el día y la actividad esta regulada: hay una casilla de informes abierta en el verano y hay guías habilitados y correctamente, formados. Los dos campings organizados funcionan correctamente aunque uno de ellos construyó un alambre perimetral para prevenir el ingreso de ganado y el consecuente daño de su infraestructura, que da poco sensación de estar en un PN. Los dos campings libres están también controlados ya que uno se encuentra en las inmediaciones del puesto de Gendarmería Nacional y el otro cerca de la Seccional Turbio. 

 

Sin embargo, las amenazas combinadas de incendios, ganadería excesiva, invasión de exóticas y uso de la tierra insustentable por parte de los pobladores con permiso de ocupación, alejan a esta área protegida de la meta ideal. La zona del Turbio (Reserva Nacional) no muestra diferencias respecto de las áreas adyacentes. El manejo de la tierra en el sector está lejos de ser un ejemplo de desarrollo sustentable. Ni se cumplen los objetivos de una reserva nacional ni los pobladores están satisfechos de vivir dentro de la reserva, ya que no pueden trabajar la tierra libremente.

 

ParksWatch es testigo de los esfuerzos que hacen los guardaparques y el actual intendente (Horacio Giacchino) para enfrentar las presiones cotidianas, trabajando mucho más allá de lo que les exigen sus obligaciones horarias. Es indispensable una campaña de fortalecimiento de esta gestión incorporando por lo menos dos guardaparques y dos vehículos al parque. Por otra parte, debería resolverse la sobrecarga que tiene el personal especializado en atender a los turistas en la playa pública de la cabecera norte. Tal vez debería concesionarse la totalidad de la cabecera norte y liberar a la administración del parque de una carga que le insume el 95% de su capacidad, en desmedro del ejercicio de sus funciones específicas en el área de parque nacional  Tanta es la desproporción entre esfuerzos y valor conservativo a custodiar, que muchas veces se ha pensado en ceder la cabecera norte a la Provincia de Chubut a cambio de sectores de alto valor conservativo que hoy están fuera de la jurisdicción de Parques Nacionales.  Este tema viene discutiéndose por lo menos 20 años y todavía no se ha arribado a una solución. Esperamos que nuestra próxima visita arroje un mapa que muestre concretamente un avance hacia delante en el cumplimiento de los objetivos de creación del área protegida. La urgente redacción de un plan de manejo conciso y sintético puede ser la herramienta de despegue.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados